Analía Amaral

Analía Amaral (Montevideo, 1987) Vivió la mayor parte de su niñez y adolescencia en el campo, a cinco kilómetros de Velázquez. A la edad de 17 años se radicó con su familia en la ciudad de Rocha. Actualmente es profesora de Idioma Español y trabaja en el liceo de La Paloma. Como escritora publicó su poema “Regreso” en el segundo volumen de  la antología “La Poesía Rochense de Ayer y de Hoy” (2013) editado por el Centro Cultural María Élida Marquizo. Participa en el Taller de Experimentación Cinematográfica de esta misma institución donde guionó y dirigió el cortometraje “La Ficción Derramada” (2014). Es integrante de “Pueblito Films”, un grupo independiente de cine.  En 2015, su poemario “Tres escalas hacia la noche” será publicado por Bestial Barracuda Babilónica.

 


 1) ¿Cuándo descubriste que querías hacer lo que haces ahora? ¿Cómo fue?

 

No fue algo que decidiera de golpe sino que me fui dando cuenta gradualmente. Comencé a los siete años. No me queda casi nada escrito de esa época pero recuerdo que primero escribía poemas y luego siguieron cuentos de aventuras donde involucraba a amigos y compañeros de clase. Dependiendo de lo bien o mal que me llevara con esa persona, podía convertirse en héroe protagonista o villano. Era un juego catártico.

Sin embargo, no me lo tomé en serio hasta los 16 años cuando asumí la escritura como algo inherente a mí. Generalmente, mi humor depende de lo que logre escribir a lo largo del día.

 

2) ¿Te inspiras o te inspiraste en alguien o en algo alguna vez para crear? ¿En quién?

 

Creo que para escribir hay que ser un buen observador y estar atento a lo que sucede alrededor de uno: la gente, extraños o conocidos, la atmósfera de una de una habitación o situación particular, el ritmo de la calle, los sonidos, los paisajes. Luego observar qué es lo que todo eso genera dentro de uno mismo. A mí nunca me ha servido sentarme frente a una hoja y esperar que la inspiración me inunde mágicamente. Cada texto que escribo es el resultado de una sensación que experimenté ante algo determinado. La percepción que cada uno tiene sobre las cosas es única.

 

3) ¿Cuál es tu lugar favorito para trabajar? ¿Por qué?

 

No tengo un lugar favorito. En realidad el lugar donde escribo depende de la necesidad del momento: en mi escritorio, en la cocina, en el ómnibus, en la playa, etc. En mis primeros años de docencia viajaba mucho y, debido a eso, me acostumbré a llevar un cuaderno. Las ideas llegan sin aviso. No sólo anoto argumentos o versos sino también impresiones de lo que me rodea. A veces sirven y a veces no pero me ayudan a ordenar los pensamientos.

 

4) Muchos medios de comunicación nos muestran que el mundo anda muy mal… ¿Qué papel crees que juegan el Arte y la Literatura en el intento de crear un mundo mejor?

 

No pienso que estemos en una situación tan extrema como para afimar de manera tan general que “el mundo anda muy mal”. Sabemos que las noticias más jugosas, las de primera plana, suelen ser las más negativas. En cuanto al Arte y la Literatura, aunque no necesariamente nos convierten en mejores personas (si esto fuera así, el mundo hace tiempo que sería perfecto), su importancia reside en el diálogo que entablan con el mundo y en que son capaces de discernir las contradicciones del mismo. La Literatura, el Arte en cualquiera de sus expresiones, no nos brindan respuestas sino preguntas.

 

5) Resume en una lista los motivos por los que quieres/necesitas ser un creador.

 

De chica descubrí que no me bastaba con leer la historias de otros aunque me inspiraran. Quería asumir un rol activo y crear mis propias historias con mis propias reglas. También soy una persona introvertida (hablo poco, me dicen) y escribiendo es como me conecto con el mundo.

 

6) Define en breves palabras qué papel juega el lector o espectador durante tu proceso de creación.

 

Una vez escrito el texto, cada lector va a intepretarlo a su manera, incluso puede descubrir algo que para el escritor fue inconsciente. No se puede adivinar las reacciones que podrá generar el texto pero mientras escribo me gusta pensar en un lector ideal, sobre todo activo, y eso me permite ordenar mi línea de pensamiento y reconocer si esa frase o verso logra, por lo menos, expresar fielmente lo que yo quiero decirle al lector.

 

7) Recomiéndanos algunos libros que te hayan gustado en la adolescencia, o que creas que nos puedan gustar.

 

En la adolescencia me gustaban mucho los libros de aventuras, por ejemplo, “Los hijos del Capitán Grant” de Julio Verne. Hubo una época en que me pasaba leyendo mitos griegos. También disfruté mucho las novelas de la escritora canadiense Lucy Maud Montgomery, especialmente la saga de “Anne, la de tejados verdes”. Otra que recomiendo es “Fahrenheit 451” de Ray Bradbury.

 

8) Elige alguna de tus obras para que la podamos leer/observar y cuéntanos por qué nos la recomiendas especialmente. (Esta es la obra que puedes enviarnos como "archivo u objeto adjunto").

 

De mis poemas elijo cuatro, cada uno con un tono y tema distinto: “Afuera”, “Desencuentros”, “Parodia” y “Medianoche”. Elijo esos porque cada uno expresa una parte de mi personalidad a la hora de escribir. 

 

 

9) ¿Qué consejo podrías darle a los adolescentes de nuestra edad?

 

No se cierren a nuevas experiencias por miedo a lo que otros dirán. No importa dónde estén o lo que hagan, siempre habrá un grupo que los acepte y otro que no. Así que mejor busquen eso que los hace felices y quédense junto a la gente que los estime de verdad. 

 

10) ¿Qué podrías recomendarle a un joven que quiera ser un artista?

 

Sé fiel a ti mismo. Prueba, equivócate, aprende y vuelve a empezar. Cuando mires hacia atrás, no menosprecies tus primeros intentos porque esos son los primeros pasos que te llevaron a donde estás ahora. 


Descarga
Selección de poemas de Analía Amaral
Selección de poemas de Analía Amaral.pdf
Documento Adobe Acrobat 202.2 KB