Fernández de Palleja

 

Treinta y Tres, 1978. Vive en Maldonado desde 1999, donde trabaja como profesor de Idioma Español y también miente en Portugués, sin desdeñar temporadas como empleado de librerías o changas como guía turístico. Fue el primer relator sudamericano de rallys de carretillas.

Fue empleado estable de Iscariote, revista dedicada a la literatura y áreas aledañas, como secuela de la cual se vio envuelto en varios partidos de fútbol de escritores y en un blog de reseñas de libros titulado Club de Catadores.

En 2010 obtuvo una mención en la categoría poesía en el concurso de la Intendencia de Montevideo y el primer premio de un concurso de minicuentos organizado por una empresa de telecomunicaciones.

En 2011apareció “Poemas altibajos”, en la editora Trópico Sur. El mismo año, por Civiles Iletrados, salió “Poemas desde un peugeot rojo y una carretera quieta”. Poesía, cualquiera diría.

En 2012 publicó “En negro y negro” en la colección Cosecha Roja de Estuario. El mismo año, un cuento suyo fue publicado en la antología “Sobrenatural”, de la misma editora. Otro cuento suyo se incluyó en la antología de cuentos de fútbol titulada “Fóbal” (2013).

Se comprometió a publicar trescientos sesenta y seis poemas un día sí y el otro también en el blog fernandezdepalleja.wordpress.com. Lo cumplió.

 


Entrevista

1) ¿Cuándo descubriste que querías hacer lo que haces ahora? ¿Cómo fue?


No hubo un día en particular, ni una época. Me parece que estaba ahí y empezó a desenterrarse con la lluvia. Fui dándome cuenta de que era lo que me salía mejor (tendrían que verme jugando al fútbol...)


 

2) ¿Te inspiras o te inspiraste en alguien o en algo alguna vez para crear? ¿En quién?


En todo lo que veo, oigo, huelo, pienso, siento, en lo que me dicen, en lo que leo. Si leo algo bueno, me dan ganas de escribir, capaz que hasta le copio un poco. Algunos escritores me han entusiasmado mucho y quiero ser como ellos. ¿Nombres? Gabriel García Márquez, Philip Roth, Octavio Paz, Orhan Pamuk.


 

3) ¿Cuál es tu lugar favorito para trabajar? ¿Por qué?


No lo había pensado, pero se puede escribir en cualquier lugar. Por supuesto, para hacer algo largo y elaborado, es mejor estar en un lugar tranquilo, sin interrupciones. Puede ser en casa. O en un balneario que nadie conoce, en una reposera rota. Y, agrego, en realidad uno empieza a escribir antes de sentarse, así que muchas ideas las he tenido andando en bicicleta, parado en los pedales.


 

4) Muchos medios de comunicación nos muestran que el mundo anda muy mal… ¿Qué papel crees que juegan el Arte y la Literatura en el intento de crear un mundo mejor?

 

Los que podemos crear un mundo más feliz somos las personas, con o sin literatura. A mí me gusta leer y eso me hace feliz. Mientras leo estoy más tranquilo y, además, voy aprendiendo cosas, pensando. Otra gente me ha dicho que le pasa lo mismo. Imagínense si todos le dedicáramos dos o tres horas al día a hacer lo que nos gusta y a sentirnos bien. Creo que ahí podría hacerse la diferencia.


5) Resume en una lista los motivos por los que quieres/necesitas ser un creador.

 

1-No sé.

2-Cuando invento soy el jefe. Mando yo. Son mis reglas, mis decisiones. Tengo el poder. En la vida real mucho menos.

3-Me acostumbré.

4-Quiero que salga mi fotito en la contratapa del libro, eso lo pensé de chico.

5-Me gusta que me digan “qué lindo”, “qué bueno”, “qué inteligente”, “qué interesante”. Debe ser algún trauma de la infancia.

6-No me gusta que todo venga hecho. Yo puedo hacer cosas.

 


6) Define en breves palabras qué papel juega el lector o espectador durante tu proceso de creación.


Quiero que los lectores entiendan y se sorprendan, trato de ser claro para que suceda eso. Espectadores he visto en lecturas de poesía y quiero que se rían, que pasen un buen rato, que no se aburran.

 

7) Recomiéndanos algunos libros que te hayan gustado en la adolescencia, o que creas que nos puedan gustar.


Todos los de Sandokán, de Emilio Salgari. Unos de piratas de los que no me acuerdo casi nada. Otros de indios y vaqueros, de Fenimore Cooper. Cuando tenía 17, leí “Cien años de soledad” de García Márquez y quedé como loco.

Hoy en día hay muchos autores que escriben literatura infantil y juvenil. Helen Velando, Federico Ivanier, Daniel Baldi, Roy Berocay... Léanlos, les van a gustar. Pero si les quedan chicos, métanse con Edgar Allan Poe, con Arthur Conan Doyle, con Cervantes, con Asimov, con Bradbury, con Mankell. No les voy a dar los títulos ni les voy a decir de qué son. Sorpréndanse como yo.

 


8) Elige alguna de tus obras para que la podamos leer/observar y cuéntanos por qué nos la recomiendas especialmente. (Esta es la obra que puedes enviarnos como "archivo u objeto adjunto").


Para no aburrir, mando un cuento que se llama “Detective”. Sucede en la noche en que Uruguay sale campeón del mundo, pero no en 1950. No me gusta recomendar lo que escribo. Solo les puedo decir que me divertí escribiéndolo y que va a salir este año en un libro de relatos del género negro. Y, si quieren tener más información sobre lo que hago, están invitados a visitar fernandezdepalleja.wordpress.com, donde todos los días...


9) ¿Qué consejo podrías darle a los adolescentes de nuestra edad?


Hagan lo que les gusta y no tiren papelitos a la calle (hace un rato vi un gurí tirando un envoltorio de caramelo a la calle y me dieron unas ganas de...) Y, en serio, el tiempo que pierdan ahora lo van a pagar más tarde.

 

10) ¿Qué podrías recomendarle a un joven que quiera ser un artista?


Que lo haga lo mejor posible, que se equivoque, que estudie, que pregunte, que lo disfrute.

 

 


Descarga
Detective
Detective.doc
Documento Microsoft Word 39.0 KB