Horacio Cavallo

Horacio es un narrador y poeta uruguayo nacido en Montevideo el 31 de diciembre de 1977. Ha publicado El revés asombrado de la ocarina, poesía, Ediciones de la Crítica, 2006, Premio Anual de Literatura mec 2006; Oso de trapo, novela, Trilce, 2008, Premio Municipal de narrativa 2007; Sonetos a dos (en coautoría con Francisco Tomsich), poesía, Trilce, 2009,Premio Fondos Concursables para la Cultura 2009 (mec); Fabril, novela, Trilce, 2010, Premio Fondos Concursables para la Cultura 2010 (mec); Piano solo, relato, Trópico Sur, 2011; Clementina y Godofredo (con ilustraciones de Daniela Beracochea), infantil, Topito Ediciones, 2012, Premio Fondos Concursables para la Cultura 2012 (mec); Cenizas, relatos, La Propia Cartonera, 2012; El jorobado de las alas enormes (con ilustraciones de Pantana), infantil, Trilce, 2012, y Descendencia, poesía, Ediciones del Estómago Agujereado, 2012


 

1) ¿Cuándo descubriste que querías hacer lo que haces ahora? ¿Cómo fue?


Tengo el recuerdo de algunos textos que fui escribiendo en momentos aislados en mi infancia. En algún caso para jugar a hacer lo que de otra forma no podía, en otros por el mero juego creativo de acceder concientemente a otra realidad. En la pubertad se acrecentó, más que nada con la poesía, y eso siguió toda la adolescencia. Alrededor de mis 19 años me vinculé a unos talleres literarios que hicieron que conociera otros muchachos en mi misma situación. Eso daba tranquilidad y en cierta medida confianza. Fue entonces que empecé a tomármelo cada vez más en serio.


2) ¿Te inspiras o te inspiraste en alguien o en algo alguna vez para crear? ¿En quién?


Bueno, siempre trato de inspirarme en “algo”, es decir, que algo me abra la puerta para poder meterme a imaginar una historia, un poema. En diferentes “alguien” también me inspiré algunas veces. La gracia es un poco eso: que el lector no sepa hasta dónde el escritor metió al vecino, al cuñado o a la prima en una historia. Mentir, ese es el lema.


3) ¿Cuál es tu lugar favorito para trabajar? ¿Por qué?

Por lo general escribo en mi cuarto. Me gusta tener una ventana, por la ventilación y por la luz. Ruego al pozo de aire que los vecinos estén calmados, armo un tabaco, me sirvo una copita de grapa y le doy un par de horas.


4) Muchos medios de comunicación nos muestran que el mundo anda muy mal… ¿Qué papel crees que juegan el Arte y la Literatura en el intento de crear un mundo mejor?

Creo que el mundo anda mal, aunque por lo general no estoy de acuerdo con los medios de comunicación. Anda mal hace como 10 000 años. Pero bueno, confío en que hay gente, y supongo que cada vez más, que se vuelve más solidaria, que quiere un mundo mejor para todos. El Arte en general es un canal muy útil para intentar una transformación en el otro. De esa transformación el otro vuelve sintiéndose diferente. El arte despierta sensibilidades que pueden ayudar, claro, a construir un mundo mejor.


5) Resume en una lista los motivos por los que quieres/necesitas ser un creador.

El porqué no es algo que tenga claro, sinceramente. Pero sí tengo claro que algo me empuja a crear, y esa necesidad jode y jode hasta que me siento a escribir.


6) Define en breves palabras qué papel juega el lector o espectador durante tu proceso de creación.

Durante el proceso creativo el lector no existe para mí. Entonces está la pantallita blanca y uno, no hay nada más. Cuando el texto está pronto aparecen los lectores, primero los cercanos, esos amigos con los que uno querrá compartirlo, después algún editor, algún otro escritor. Entonces con el libro terminado uno puede pensar a qué tipo de público podrá interesarle o no el trabajo. Pero a la hora de crear no hay lector a la vista.


7) Recomiéndanos algunos libros que te hayan gustado en la adolescencia, o que creas que nos puedan gustar.

En la adolescencia leí mucho de esa literatura inquietante como la de Edgar Allan Poe. Recuerdo haber leído sus cuentos completos en una traducción que hizo Cortázar (a quién también leí a mis 17 o 18) . Otro autor, diferente, pero que también disfruté mucho en esos años fue Herman Hesse: Sidharta, El lobo estepario, e incluso algunos de sus cuentos. De nuestro país me gustó mucho una novela juvenil que publicó Camilo Baráibar hace unos años. Se llama Médanos. Búsquenla que va a gustarles.


8) Elige alguna de tus obras para que la podamos leer/observar y cuéntanos por qué nos la recomiendas especialmente. (Esta es la obra que puedes enviarnos como "archivo u objeto adjunto").

Que sean buena gente, que busquen construir un mundo un poco más habitable para todos, que busquen ser felices, pensando en el futuro y disfrutando el ahora. Que peleen por aquellas cosas en las que creen, que sean rebeldes cuando haya que rebelarse y comprensivos cuando haya que serlo. Que busquen la justicia. Yo me comprometo en dar una mano en lo que pueda desde este lugar de adolescente avejentado. 


9) ¿Qué consejo podrías darle a los adolescentes de nuestra edad?

Que se saque inmediatamente esas ideas de la cabeza. La broma viene a cuento de que eso va a ser lo que les va a decir la mayoría, amparados en que ser Artista en Uruguay, que tiene un mercado muy chico para todo, es algo que asegura una semi pobreza de por vida. Pero bueno, lo interesante es tenerlo claro en el momento de arrancar y tener una profesión u oficio alternativos. Yo trabajo en una casa de repuestos diez horas diarias de lunes a viernes, y eso no ha hecho que deje de escribir. No hay que abandonar. Hay que meterle, investigar, leer, ensayar, siempre obedecer al impulso creador intentando mejorar, dar cada vez más lo mejor que tienen para dar.

 

 


http://www.horaciocavallo.blogspot.com/

 

Puedes encontrar más información del autor en:

http://cooltivarte.com/portal/fotorreportaje-a-horacio-cavallo/