Johanna Perdigón

Johanna Perdigón, nacida el 27 de mayo de 1989, oriunda de Buenos Aires, radicada en Montevideo en el 2001. Padres uruguayos, mi madre creció en Brazo Oriental y mi papá en Colón (barrio en el que tengo la fortuna de vivir ahora). Ellos siempre apoyaron mi veta artística y me inculcaron un fuerte amor por la lectura; mi mamá, que aparte de pretenciosa es perfeccionista, me enseñó a leer a los tres años. Así conocí al amor de mi vida, la literatura, sí, dirán ustedes: -Pero qué perdedora, en lugar de enamorarse de una persona...- Y yo los voy a corregir diciéndoles que dentro de los libros que yo he leído viven muchas personas dignas de mi amor (está claro que también me gustan muchas personas reales, por favor). Los primeros años que estudié acá fueron muy duros porque el uruguayo promedio tiene un fuerte rechazo hacia los porteños, y bueno, eso me ocasionó muchos años de cuasi completa soledad y de gran introspección que perjudicó mucho mis relaciones sociales y benefició muchísimo mis notas en el liceo y mi hambre de conocimientos. Por suerte después se me pasó, cuando cumplí los dieciséis, conocí a mi primer novio, me hice unos cuantos amigos en el liceo, personas muy inteligentes con las que discutíamos horas y también salíamos por ahí y vivíamos cosas nuevas. Creo que esa salida a la sociedad y la vida que se puede llevar en mi barrio, impulsó la mayor parte de mis escritos, quedarme encerrada leyendo no me iba a dar la cuota de pasión que hace falta para crear. En esta estapa comencé con los poemas que conformarían mi primer libro "Preludio para un violín con dos cuerdas". Al terminar el liceo cursé tres años el profesorado de literatura, me queda un año para recibirme, pero ahora además estoy en segundo año en la Escuela Municipal de Arte Dramático. Estando en el IPA conocí a los dos hombres que cambiaron más mi forma de escribir y de ver el mundo, primero a mi mejor amigo José Luis (más conocido como Hoski), que es un escritor brillante y siempre se toma el trabajo de leer mis cosas y decirme lo que piensa, y a Nicolás, que fue mi novio durante dos años y me hizo conocer muchos músicos que hicieron explotar mi imaginación y con el que además leíamos mucho juntos y descubrimos un montón de libros y de autores. Por eso siempre me pareció importante rodearme de gente que tenga las mismas inquietudes que yo, o parecidas. En los últimos tres años escribí algunos poemas que luego pasaron a formar parte de dos poemarios distintos, el primero se llama "Umbrella, o poemas para leer abajo de un paraguas", y el segundo se llama "Ese oscuro rincón del corazón Bukowskiano", alguno de los cuales poemas se pueden leer en mi blog:http://atroposmortem.blogspot.com/


1) ¿Cuándo descubriste que querías ha cer lo que haces ahora? ¿Cómo fue?

Desde muy chiquita mis padres me estimularon para una lectura consciente, cuando tenía ocho años andaba para todos lados con un libro de Antonio Machado y me enamoré de la poesía española para siempre, mi poema favorito era "A un olmo viejo". Por esos tiempos escribí mis primeros cuentitos de fábulas animales, super influenciada por los Cuentos de la selva de Horacio Quiroga, y mi primeros poemas que tenían temáticas muy parecidas a las de Machado. Era muy divertido, porque a mí me gustaba mucho leer y así estaba creando mi propio rato de esparcimiento, no sólo al escribir, sino al leerle a mi familia lo que había hecho.

2) ¿Te inspiras o te inspiraste en alguien o en algo alguna vez para crear? ¿En quién?
Claro, creo que di un salto muy grande cuando comencé a leer Charles Baudelaire, por recomendación de una amiga que ya estaba en sexto de liceo, yo tenía quince o dieciséis años, y escribí el primer poema que considero como bueno de los que llevo escritos, se llama "Nívea fémina", y lo maravilloso es que sigue siendo uno de mis preferidos, a pesar de que ya tengo veintitrés. Cada vez que estoy leyendo algún libro, mi poesía de deja infiltrar por todos lados, y aunque siempre intento ser innovadora, y me gusta investigar diferentes combinaciones de palabras, campos semánticos o temáticas nuevas, siempre hay algún uso o algún problema que despierta mi curiosidad investigativa en cada nuevo libro que leo.


3) ¿Cuál es tu lugar favorito para trabajar? ¿Por qué?
No tengo un lugar específico, creo que la única exigencia que tengo es que no me hablen cuando estoy escribiendo. Generalmente el poema me viene de golpe, o viene una frase que me parece creativa o significativa y la anoto en cualquier lado, tengo como cuatro libretas que andan desperdigadas en mi casa o en mi mochila y en caso de que no tenga nada a mano utilizo el borrador del celular, que no es muy clasico o muy poético, pero es práctico. No me gusta que me hablen cuando estoy ensimismada escribiendo porque el acto creativo para mí es un tanto pasional e impulsivo, si me interrumpen, cortan ese hilo tan intenso y es difícil rearmarlo.


4) Muchos medios de comunicación nos muestran que el mundo anda muy mal… ¿Qué papel crees que juegan el Arte y la Literatura en el intento de crear un mundo mejor?
La sociedad actual tiene muchos desaciertos, es verdad. La lectura en sí misma es formativa, cualquier tipo de lectura, histórica, filosófica, física va a causar mejores efectos que ver el informativo, para empezar. El arte está vinculado al ser humano desde que se lo puede llamar así, la música, la danza, la pintura, la escultura y las historias transmitidas boca a boca eran parte cotidiana en la vida del hombre primitivo. Creo que de algún modo nos permiten hacer contacto con lo más puro de la esencia del hombre, darle importancia a una emocionalidad que creíamos perdida y que es importante recuperar para evitar la frivolidad en que nos encontramos sumergidos diariamente. Y lo más interesante del arte es que si bien puede crearla un individuo en la privacidad de su hogar, nunca (o casi nunca) lo hace para guardarla en un cajón, sino que la idea principal es compartirla con otros, ya sea porque tiene algo para decirles, porque descubrió algo que quiere que los demás sepan o simplemente porque quiere compartir algo de su vida íntima con los demás. Sea cual sea el objetivo, siempre implica un grado de altruismo que se está volviendo escaso en estos tiempos en que lo normal es actuar en beneficio propio, aun en detrimento de los demás.

5) Resume en una lista los motivos por los que quieres/necesitas ser un creador.
Me ayuda a esclarecer ideas o conflictos que tengo neblinosos en la cabeza.
Estimula mi capacidad de observación y apreciación de los sucesos más simples y cotidianos.
Me sumerge en un estado de plenitud que es muy difícil de explicar, pero que aparece cada vez que leo una de mis obras, es una especie de satisfacción de haber creado algo que nació  por completo de mi misma.
Me acerca a los otros, que suelen mostrarse curiosos ante la obra de cualquier artista que conozcan personalmente.
Me implica un desafío, porque siempre estoy intentando hacer algo que sea original, y así mantengo mi mente activa y mi creatividad alerta todo el tiempo.


6) Define en breves palabras qué papel juega el lector o espectador durante tu proceso de creación.
Cuando era adolescente escribía cosas muy intrincadas, por momentos parecía que solamente yo podía entender lo que decían mis poemas. Cuando crecí un poco entendí que si yo quería transmitirle algo a los demás tenía que poder ponerme en su lugar por un momento y ver si el mensaje era claro. Yo quiero compartir con la gente mi amor por las cosas, la necesidad y la satisfacción de apasionarme por el más mínimo detalle de un día nublado, ycómo la poesía está por todas partes. Si quiero que puedan entenderme y hacer acuerdo conmigo tengo que contemplarlos a la hora de escribir, esto no significa escribir con palabras más fáciles, sino tratar de comprender también al otro para que me comprenda él a mí.


7) Recomiéndanos algunos libros que te hayan gustado en la adolescencia, o que creas que nos puedan gustar.
-"El rayo que no cesa", Miguel Hernández.
-"La increíble  y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada", Gabriel García Márquez.
-"El hombre ilustrado" y "El país de octubre", Ray Bradbury.
-"Historias de cronopios y de famas", Julio Cortázar.

8) Elige alguna de tus obras para que la podamos leer/observar y cuéntanos por qué nos la recomiendas especialmente. (Esta es la obra que puedes enviarnos como "archivo u objeto adjunto").
Adjunto poemas.

9) ¿Qué consejo podrías darle a los adolescentes de nuestra edad?
Vivan despacio, aprovechen cada cosa que les pase, si sufren, gócenlo, lloren y griten y escuchen canciones tristes. Si están felices , corran, canten, peludeen. Nunca van a sentir las cosas tan fuertes como las sienten ahora, no lo desperdicien.

10) ¿Qué podrías recomendarle a un joven que quiera ser un artista?
Que empice desde adentro, con las ideas más pequeñas e íntimas que tenga, es más fácil escribir sobre las minucias que nos ocurren cada día porque las conocemos bien y sabemos exactamente cómo se sienten. Los temas grandes, como el amor o la muerte son amplísimos y ya todo el mundo ha escrito sobre ellos. Si vas a escribirle un poema o cuento a alguien, está bueno saber que muchas veces con el pasar del tiempo esa persona no va a significar lo mismo y quizá no valga ni la mitad de lo que vale ese poema, pero siempre vale la pena que alguien más, ajeno quizá a la situación, pueda disfrutar de esos versos e identificarse con ellos. Nunca deseches nada, puede ser de ayuda para un futuro texto, o puede servirte de inspiración. Llamarse a sí mismo artista a veces es un poco arrogante, lo que siempre hay que tener en cuenta es que si te dedicás al arte, nunca vas a "terminar" tus estudios, no hay un lugar donde puedan darte un título de artista, ese título te lo va a dar el público, si corresponde, por eso la mejor receta es el trabajo incansable en busca de la originalidad de la forma y la pureza del contenido, se estudia y se aprende arte hasta el día de la muerte, y si no sucede así, es porque no era tu camino. El verdadero artista no puede vivir sin su arte.


Descarga
Preludio+PDF.pdf
Documento Adobe Acrobat 185.8 KB